jueves, 14 de marzo de 2013

Renuncio

Después de sufrir un poco, al fin me decidí abandonar mis clases de italiano. El horror y los nervios me tenían muy mal. La atención puesta en clase era ya casi nula, así que la mejor solución era huir de la tortura (además me ahorro 3 horas de mi vida en algo más productivo como leer o ver dramas), pero rápido. El martes fue mi ultima clase, y ni regresare a despedirme, no merece la pena, mucho menos mi presencia.

No sé si al final me vi cobarde, pero es algo que ni me importa recordar. Por el momento me quedan cursos de guion, practicas en una preparatoria y mi servicio social de siempre. Mi vida no termina en eso, ya verán.

1 comentario:

  1. Hola!
    cuando a alguien no le interese algo o no le gusta o le cansa es mejor dejarlo.
    No creo que has sido cobarde :)

    ResponderEliminar

El universo se expande con las palabras... Si gustas, deja unas por aquí. Yo realmente lo apreciaría. Gracias.

CUMPLEBLOG

Daisypath Happy Birthday tickers