martes, 30 de julio de 2013

Los gatos y su estrecha relación con la cultura egipcia


Después de no tener nada que publicar, les muestro algo que investigue y escribí para mis clases de redacción. Ojalá les guste, y más si son amantes de los gatos.
M I A U!




Todos o casi todos gustan por la compañía felina. Quizás no es la más fiel mascota, pero para algunas personas, en especial la cultura egipcia, los gatos llegaron a considerarse parte de la familia real. Creer o no creer, ese tan peculiar animal llegó a influir en su historia.
this + that = cat | via Tumblr
"Provengo de una diosa, recuerdalo"
El antiguo Egipto tiene entre su historia un culto a una de las diosas más importantes, dicha diosa era llamada Bastet y tenía por encargo proteger a la realeza. Bastet también es recordada por su lucha contra Apofis, esposa de Sol Ra, a quien Bastet defendió. Bast es el nombre original, pero también es reconocida como Ousbastis, y lógicamente, como Bastet.



Diosa Bastet
La diosa en un principio era venerada en el Delta del Nilo y se le representa con una mujer con cabeza felina. Sin embargo ella no era la única que poseía dicha apariencia, sino que existían otros dioses que compartían tan particular rasgo, algunos ejemplos son: Anubis (Dios de los muertos) con cabeza de chacal, Khnum (Dios creador del hombre) con cabeza de carnero, Horus (Dios del sol) con cabeza de halcón y Sekhmet (Diosa de la guerra sanguinaria y cruel) con cabeza de leona.


La querida Bastet era para aquellas personas un símbolo para la fertilidad, por lo que se creía que donde hubiera gatos, habría muchos hijos. El instinto materno de los gatos de igual forma, ayudó a que se inspiraran en darle más cualidades a su perfecta diosa. El culto a tal personaje trascendió hasta tener un alcance en Roma y Pompeya, donde se cree pudieron igualmente venerarla.

El culto al gato data desde 2900 a.C. y se cree que su verdadera naturaleza proviene del Felis silvestris lybica, una especie salvaje ubicada específicamente en el norte de África.  El faraón Shoshenq I de la dinastia XXII fue el primer responsable de que el gato fuera introducido en la cultura, y en 935 a.C., nombró a Bubastis capital de Egipto y elevo a un lugar más alto a la entonces desconocida Diosa Bastet.




Feliz martes.
         
    Cambio y fuera bloggers!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

El universo se expande con las palabras... Si gustas, deja unas por aquí. Yo realmente lo apreciaría. Gracias.

CUMPLEBLOG

Daisypath Happy Birthday tickers